Silvina Heredia

Silvina Heredia

Hola, mi nombre es Silvina y les queria contar mi experiencia personal, yo tenía una obesidad de más de 18 años, soy deportista, desde los 4 años, juego al hockey sobre césped, hace unos años atrás comencé con la hipertensión, me medicaron, también hice varias dietas con pocos resultados, obviamente, lo que yo veía en el espejo no me gustaba, me costaba correr, no me compraba ropa, vivía con vergüenza; hasta que en febrero del 2015 dije basta hice un clic, mi vida tenía que cambiar por mi salud, por mí, por mi familia, por mi hija, sabía que seguiría sumando enfermedades asociadas a la obesidad . Averigüe en la página del Hospital Privado sobre el programa de cirugía bariátrica, y mande un mail con mis datos personales y a los 10 minutos me contestaron que tenían un turno para que me evaluara el Dr. Viscido del equipo del Dr. Moser , para ser candidata a la operación.

Bueno ahí empezó el proceso de 8 meses, no faltando a ningún turno, con la Dra. Fabiana Stolman (médica clínica), Lic. Florencia Martínez, (nutricionista), Lic. Irina Saal (psicóloga), haciendo todos los estudios, lo que más me costaba era bajar de peso.

En este proceso, es donde empecé a cambiar mi cabeza, aprendiendo todos los días, los beneficios del cambio, y así llegue preparada al día de la operación, MI MEJOR DECISIÓN, el 8 de Septiembre de 2015, me atendieron excelente todos, me cuidaron, y lo que nunca me olvido, el día del alta el Dr. Navarro me dio las indicaciones a seguir y lo más importante un número de teléfono para que lo llamara a cualquier hora, fue la confirmación de que estaba muy cuidada, (gracias a Dios no hizo falta llamar), mi post operatorio fue muy bueno hice al pie de la letra todo, desde ese día no tomo mas la pastilla para la hipertensión,

Mi vida es otra, sigo jugando al hockey, mi salud mejoró , y a dos años de la operación sostengo la porción de comida,

Este proceso es de un entrenamiento de todos los días, es de esfuerzo pero para mí no es de sacrificio, porque yo asocio sacrificio con dolor, y no he tenido dolor, ni físico ni psicológico, si un gran esfuerzo, aprender a decir no, y al ver los resultados te incentiva a no bajar los brazos, al ver los cambios, se a lo que no quiero volver . Todos los días, es seguir adelante, no relajarse, me siento muy feliz, (antes era feliz) pero ahora soy mucho más feliz y agradezco a Dios que puso en mi camino a este Equipo, y me dieron la posibilidad, de que hay una vida mejor, saludable, sonriente, y poder transmitir a otras personas mi experiencia para poder ayudar, aunque sea un poquito, a cambiar hábitos y costumbres, me hace mucho más feliz.