¿Quiénes son candidatos a la cirugía bariátrica?

Existen criterios clásicos para determinar quiénes son y quiénes no son candidatos a la cirugía bariátrica. Éstos, sin embargo, son un tanto antiguos porque datan del año 1991.
Dichos criterios consideran candidatos a aquellos pacientes que tienen lo que se denomina “obesidad mórbida”, esto es un Indice de Masa Corporal (IMC) superior a 40. El IMC es una forma que tenemos de establecer cuál es la situación de peso del paciente. Este es igual a su peso dividido la talla al cuadrado.

Pero existe además un segundo grupo de candidatos a la cirugía bariátrica, que son aquellos pacientes con un IMC de entre 35 y 40 (obesidad severa) cuyo sobrepeso está asociado a una enfermedad importante que potencia los riesgos, por ejemplo diabetes, afecciones coronarias y otras.

Cabe destacar, sin embargo, que estos criterios han cambiado marcadamente con el paso del tiempo, al ritmo de los avances en la investigación, y al conocer cada vez más implicancias de la obesidad en términos de riesgos a futuro para la expectativa de vida. Las técnicas actuales son mucho menos invasivas, con recuperación precoz, con internación promedio de 48 horas, con pequeñas incisiones, y con procedimientos de alrededor de una hora de duración. Esto ha llevado a que cada vez se operen más pacientes con grados de obesidad menos extrema que años atrás.