Equipo de Salud y Derechos Humanos busca salvar la vida de un hombre que pesa 280 kilos

Desde el municipio se trabaja para que su obra social le cubra la intervención quirúrgica, tal como lo obliga la ley de obesidad que aprobó el Congreso en 2008. Profesionales analizan el caso.
Publicado el 21/10/2011 - Gustavo G. tiene muchas ganas de vivir, pero sus 280 kilos de peso hacen que a veces sus fuerzas se desvanezcan. Tiene 40 años, y su caso está siendo atendido por las autoridades de Salud y Derechos Humanos de la comuna local, quienes quieren lograr que su obra social le cubra los gastos de la operación que le salvará la vida, tal como indica la ley de obesidad aprobada por el Congreso en el 2008. 

Ya no puede moverse de su hogar porque su obesidad mórbida le impide desplazarse. 

Un equipo médico está estudiando su caso, y el martes profesionales del municipio lo visitarán para continuar con el acompañamiento. 

La directora de Derechos Humanos, Marta Regalado explicó que “la salud es un derechos de todos y es nuestra obligación ayudarlo”. 

Sentenció que “tiene que operarse porque está en riesgo su vida y él manifiesta que quiere vivir”. 
Puntualizó que se quiere brindar ayuda antes y después de la operación, porque la familia necesita información, pero también contención emocional. 

Por su parte, la Dra. Roldán, quien analiza el caso explicó: “Actualmente se están explorando cuáles son las mejores cirugías, la gastrectomía en manga es la que menos riesgo quirúrgico tiene, teniendo en cuenta las características del paciente”. 

Su colega, el Dr. Federico Moser, quien también participa en el estudio del caso, expresó: “La gastrectomía en manga, más comúnmente conocida como manga gástrica, es un tipo de intervención de las llamadas cirugías de la obesidad, que consiste en la reducción de tres cuartos del tamaño del estómago, minimizando drásticamente su capacidad de almacenamiento de alimentos y facilitando el rápido descenso de peso por parte de pacientes obesos”. 

Asimismo agregó que “la gastrectomía nació y se consolidó en los últimos años como una alternativa altamente positiva para los pacientes, ya que no produce ningún tipo de alteración en el tracto digestivo, afectándose sólo el estómago sin involucrarse el intestino en ningún sentido. Esto la convierte en una intervención mucho menos riesgosa que el bypass gástrico”. 

Realidad santiagueña 

La última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo que llevó a cabo el Ministerio de Salud de la Nación reveló que el 51% de los santiagueños padecen de obesidad y sobrepeso. 

La Dra. Mónica Roldán, quien atiende el consultorio de obesidad del Hospital Independencia, precisó que la obesidad mórbida está vinculado con factores socioculturales. 

“Cuando la persona tiene menos acceso a alimentos de valor nutricional y come la comida que puede comprar, está predestinado a sufrir de obesidad”, dijo al tiempo que detalló la importancia de tomar conciencia sobre la alimentación adecuada. 

Destacó el beneficio de las nuevas cirugías ya que brindan “esperanza a las personas que sufren de obesidad mórbida” y que ahora pueden tener acceso a ellas. 

Los índices de la obesidad en la provincia son preocupantes. Éstos van acompañados de otras estadísticas que agravan la situación. 

La citada encuesta reveló que en la provincia el 33% de la población tiene sobrepeso (2% menos que en 2005), mientras que el 18% padece obesidad en diversos grados (3% más que en 2005). 
Cabe recordar que entre los primeros se encuentran quienes tienen un índice de masa corporal (IMC) mayor a 25, mientras que los segundos superan los 30. 

Además, se divulgó que la inactividad del santiagueño se incrementó en un 20%, entendida ésta como la persona totalmente sedentaria. En el relevamiento, el 34% de los ciudadanos manifestaron comer solamente una fruta o verdura por día.